beneficios empresa saludable

Actualmente, son muchas las empresas que entienden la importancia del valor humano y de la salud de sus trabajadores. Son estas las que apuestan por programas de bienestar y que se consideran empresas saludables. Eso sí, siempre con una certificación de empresa saludable que lo acredite. ¡Te contamos cómo conseguir este certificado con las dos instituciones más importantes del ámbito!

¿Qué es una empresa saludable?

Una compañía saludable es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “aquella en la que los trabajadores y jefes cooperan en un proceso de mejora continua para fomentar y resguardar la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del entorno de trabajo basándonos en los indicadores:

  • La salud y la seguridad referentes al entorno físico de trabajo.
  • La salud, la seguridad y el bienestar referentes al medio psicosocial del trabajo incluyendo la organización del mismo y la cultura del espacio de trabajo.
  • Los recursos de salud personales en el entorno de trabajo.
  • Las formas en que la comunidad busca progresar la salud de los trabajadores, sus familias y de otros miembros de la comunidad”.

De este modo, se pueden destacar los siguientes fundamentos de las empresa saludables:

  •  Una cultura de Empresa Saludable empieza con el liderazgo y la visión de la compañía.
  • Requiere tanto del compromiso de los empleados y equipos en todos y cada uno de los niveles.
  • El éxito de un programa de Empresa Saludable ha de estar alineado con los valores de la compañía y asegurar que las metas y objetivos de la política de prevención de riesgos están vinculados al Plan Estratégico de la organización.
  • La comunicación se transforma en una herramienta indispensable.
  • La asignación de Recursos –personas y económicos– es parte de los fundamentos claves para su desempeño.

Es por esto por lo que, actualmente, es interesante conseguir la certificación de empresa saludable.

certificado empresa saludable

¿Por qué implantar un Sistema de Gestión de Empresa Saludable?

La implementación de un Sistema de Gestión de Empresa Saludable, permite: aumentar la productividad, velar por la seguridad y salud de los Trabajadores, o producir un tiempo de trabajo positivo, entre otras. Todo ello da a las compañías la posibilidad de acercarse a la excelencia empresarial.

Aparte de crear el marco preciso a fin de que germine un ambiente de trabajo saludable, es preciso que la percepción de los trabajadores sobre las condiciones laborales sea positiva. Esta percepción produce, asimismo, sentimientos adicionales, como la motivación intrínseca y satisfacción con la dirección.

La conjunción entre el buen clima laboral y una consideración positiva del mismo por parte del capital humano, tiene un efecto positivo sobre la salud de las personas. Así, se aumenta la productividad, se reduce el absentismo laboral, los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

El modelo de empresa saludable es una potente herramienta de administración para fomentar y resguardar la salud, seguridad y bienestar de sus empleados, así como la sostenibilidad del entorno de trabajo de una forma estructurada.

Teniendo esto claro es el momento de conseguir la certificación de empresa saludable.

¿Cómo conseguir la certificación de empresa saludable?

La certificación de empresa saludable puede conseguirse por dos vías: con la certificación de AENOR y con la certificación de INSHT o la Declaración de Luxemburgo. Vamos a analizar ambas.

Certificación de empresa saludable por AENOR

La certificación de empresa saludable es voluntaria. Dicha certificación se puede aplicar a cualquier clase de organización con independencia del ámbito en el que actúe y de su tamaño.

Este modelo de AENOR establece un sistema de gestión de empresa saludable (SIGES) basado en la metodología PDCA (planear, hacer, contrastar, actuar). El SIGES contiene requisitos auditables que aseguran la mejora continua.

Las ventajas de implantar el SIGES en las organizaciones son, entre otras:

  • Mejora de la salud, bienestar y seguridad de los empleados de una forma sostenible.
  • Reducción de la accidentabilidad y las enfermedades de una forma continuada.
  • Incorporación de los aspectos claves de los ambientes de trabajo saludables (entorno físico y psicosocial, recursos de salud y participación de la compañía en la comunidad).
  • Facilita el cumplimiento legal.
  • Mejora la imagen de la compañía y su ventaja a nivel competitivo.
  • Mejora la motivación de los empleados.
  • Permite la integración con otros sistemas.
sistema gestion empresa saludable

Así, para conseguir la certificación de empresa saludable se debe hacer una auditoría, que consta de dos fases.

Fase I

Los servicios técnicos de AENOR confirmarán el alcance (actividades, localizaciones, etcétera) de la certificación pedida y se asegurarán que el nivel de implantación del sistema de gestión descrito garantiza que la organización está lista para la Fase II.

A lo largo de la Fase I se:

  • Auditará la documentación del sistema de administración de la compañía saludable;
  • Valorará la localización y las condiciones detalladas en las que se halla implantada la especificación, compendiando la información sobre el alcance del sistema, sus procesos y localizaciones, aspectos legales y normativos relacionados con su cumplimiento;
  • Acordará con la organización los detalles de la Fase II, entre ellos, se confirmará, dentro de lo posible, la data y duración.

Los resultados de la Fase I van a quedar reflejados en un informe que será entregado a la organización donde se señalarán, en su caso, las no conformidades detectadas. Dicho informe tiene carácter privado y se producirán 2 copias que van a ser firmadas tanto por el representante como por el equipo auditor. Una de las copias será entregado a la organización y otra copia es propiedad de AENOR.

Fase II

Para seguir con el proceso de certificación de empresa saludable, los servicios técnicos de AENOR verificarán si el sistema de gestión descrito en la documentación del sistema está ciertamente implantado y cumple con los requisitos contenidos en la especificación.

Los resultados de la Fase II van a quedar reflejados en un informe que será entregado a la compañía donde se señalarán, en su caso, las no conformidades detectadas. Este informe también tiene carácter privado y se producirán 2 copias. Una de las copias será entregada a la compañía y otra copia es propiedad de AENOR.

Si existen “No Conformidades”, la compañía auditada dispondrá de un plazo de un mes para informar a los servicios técnicos de AENOR un plan de acciones correctivas, señalando los plazos marcados para su puesta en práctica y aportando el máximo número de pruebas que verifiquen que dichas acciones se han llevado a cabo o bien se realizarán y exactamente en qué plazo.

Una vez superado el proceso de auditoría, la organización obtiene:

  1. El Certificado de conformidad de Empresa Saludable conforme el Modelo de Empresa Saludable.
  2. La licencia de empleo de la marca AENOR de Empresa Saludable.

Certificación de empresa saludable por INSHT

La puesta en marcha del proyecto “Empresas Saludables” es el resultado del interés del INSHT de reconocer el trabajo de las compañías en el campo de la mejora de la salud y bienestar de sus trabajadores, como fomentar la cultura de la salud, y el intercambio de experiencias empresariales.

En este caso, conseguir la certificación de empresa saludable es adherirse a la Declaración de Luxemburgo. También puede pedir dicha adhesión cualquier empresa u organización, independientemente de su tamaño, titularidad o ámbito.

¿Qué es la Declaración de Luxemburgo?

En el año 1997, la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) realizó la Declaración de Luxemburgo, documento en el que se establecían los principios básicos de actuación, así como el marco de referencia de una buena gestión de la salud de los trabajadores en la empresa.

Desde ese momento, múltiples organizaciones a nivel europeo (entre ellas un conjunto de empresas españolas) se han adherido a la Declaración de Luxemburgo, incorporando sus principios a las estrategias empresariales y a los servicios ofrecidos a sus clientes del servicio o bien asociados.

Las organizaciones que deseen adherirse a la Declaración de Luxemburgo:

  • Se comprometen a poner en práctica los principios que en ella se defienden y a propagarla.
  • Están dispuestas a compartir y fomentar sus conocimientos y buenas prácticas en el campo de la Promoción de la Salud en el Trabajo (PST).
  • Lo van a hacer como persona jurídica (la adhesión como persona física no se contempla en la citada Declaración).
  • Cuando se trate de un conjunto de empresas que no tenga personalidad jurídica propia, va a deber adherirse cada empresa del conjunto individualmente.

Por tanto, cuando la empresa consiga la certificación de empresa saludable, ésta:

  1. Aparecerá en el de empresas y organizaciones adheridas en el Portal de PST.
  2. Recibirá un diploma de su adhesión a la Declaración de Luxemburgo.
por-que-ser-empresa-saludable

Si te interesa conseguir esta certificación de empresa saludable, puedes contactar directamente con nosotros para que te ayudemos a instaurar un programa de bienestar laboral adaptado a las necesidades de tu organización.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *