La prevención de riesgos laborales desde el punto de vista de las ciencias de la actividad física y del deporte.

Parémonos a pensar en ¿Qué es la prevención de riesgos laborales? La prevención en sus términos generales se entiende por el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo. (Art. 4.1 Ley 31/1995)

Hasta aquí todos de acuerdo, incluso podríamos ir más allá y afirmar que las principales causas de riesgos laborales que se contemplan en la prevención son:

  • Accidentes laborales

  • Higiene industrial

  • Ergonomía

  • Factores psicosociales y organizativos

  • Conductas inadecuadas

¿La prevención de riesgos laborales es efectiva?

Realmente no es el objeto de esta entrada. Como adelanta el titulo del blog, nosotros en Wellandco somos especialistas en el funcionamiento del cuerpo humano, y nos preocupa de manera especial el aparato locomotor, cómo se mueve el cuerpo, qué interactúa, qué puede soportar, cómo mejorar, sus lesiones, sus adaptaciones, etc… Por tanto, también lo que más nos preocupa es el cuidar el cuerpo humano para que el trabajo diario no sea una fuente de lesiones y malestares físicos.

Si miramos un poco de estadísticas vemos que sobre el 60% de los accidentes de trabajo son por causas musculo esqueléticas (Anuario de Estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. MEYSS; 2013.)

Las principales casusas musculoesqueleticas son causadas por sobreesfuerzos, movimientos repetitivos, posiciones forzadas, accidentes, etc.

Un porcentaje altísimo, a nuestro entender, y que debería ser analizado en profundidad para poder ofrecer soluciones reales.

Nuestro punto de vista es claro, sabemos que una persona que cuente con una buena condición física va a conseguir realizar su trabajo de forma más adecuada, más eficiente y sobre todo de forma más saludable que implica que los trabajadores se encuentren mejor. Tenemos muy claro cómo conseguirlo, pero la pregunta es ¿Qué conseguimos? Una actitud más activa hacia el trabajo, disminuir de forma muy significativa molestias y dolores corporales, que nos proporcionen personas que puedan afrontar su día a día de forma más eficiente y con un menor riesgo de lesión y/o baja laboral entre otros.

Es por todo esto que apostamos por la implantación de programas de salud integral en las empresas

que tiene como base implantar actividad física en el medio laboral ya que creemos que es una herramienta que va un paso más allá en la prevención de riesgos laborales, creando unos hábitos y una cultura de prevención específica para aquellos puestos de trabajo que impliquen riesgos de lesiones músculo-esqueléticas, hablamos de muchas horas sentados, enfrente de un ordenador, de pie, manejando cargas y un largo etcétera.
No estaría de más hablar de otros beneficios que conseguimos si los profesionales de la actividad física se incluyen en los programas de prevención, ya que hasta ahora sólo hemos mencionado parte de los beneficios físicos e individuales que conseguimos.
No podría terminar el blog sin hablar de los efectos de la actividad física laboral, a nivel psicosocial, como el aumento de la cohesión de grupo, la reducción de estrés, dinámicas de grupos y “recarga de pilas” dentro del trabajo,  tan necesaria para liberar la mente y potenciar la concentración y la productividad cuando estamos trabajando a pleno rendimiento.

En definitiva, el aporte de las ciencias de la actividad física y del deporte al ámbito de la prevención, potencia de forma significativa y se complementa con la prevención clásica,  consiguiendo objetivos que siempre se han perseguido y que en raras ocasiones se consiguen.

Wellandco en Canal Sur

Video explicativo de la prevención proactiva

Contáctanos