• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
Please select your page
Miércoles, 29 Abril 2015 08:43

CONSEJOS PARA CONSEGUIR BUENOS HÁBITOS ALIMENTARIOS

Escrito por  Sandra González Quílez
Valora este artículo
(3 votos)

Con la llegada de la primavera muchos medios de comunicación, como la televisión o la prensa, nos bombardean con mensajes del tipo: ¡tienes que ponerte ya manos a la obra con la ‘operación bikini’! Y parece que ha llegado el momento de empezar esa carrera de fondo que termina una vez pasado el verano, momento en el que creemos que ya podemos comer otra vez todo lo que queramos y abandonar el gimnasio porque ya no tenemos que lucir tipito.

Tenemos en la mente que esa “operación bikini” supone un esfuerzo muy grande porque debemos dejar de comer lo que nos gusta, ayunar, sufrir haciendo deporte, tomar suplementos milagrosos o seguir “dietas milagro” durante un tiempo. Y la realidad es otra muy distinta: no hace falta hacer la temida “operación bikini” si durante todo el año tenemos buenos hábitos alimentarios que nos permitan mantener nuestro peso, nuestra salud, y en consecuencia nuestro rendimiento en nuestra vida diaria, como en el trabajo o nuestro tiempo libre.

Con la “operación bikini” es cierto que se puede perder peso de manera muy rápida, pero también se pierde salud, ya que:

- El peso que se pierde en las primeras semanas no es de grasa, sino de líquidos, pudiendo llegar a producirse, en casos extremos, deshidratación y afectar a los riñones.

- Se puede sentir fatiga crónica por llevar una dieta en la que falten nutrientes importantes. Esto afectará al rendimiento en el trabajo, especialmente si se desempeñan trabajos de gran estrés físico o psíquico.

- Si se marcan unos objetivos poco realistas también se corre el riesgo de obsesionarse con la comida, abriendo la puerta a la aparición de trastornos alimentarios.

Para evitar todo esto, lo adecuado sería ponerse en contacto con un dietista-nutricionista que nos enseñase a adquirir buenos hábitos alimentarios que se puedan mantener de por vida. Esto no es cuestión de conseguirlo en semanas o en pocos meses como ocurre con la “operación bikini”, pues adquirir un nuevo hábito lleva bastante más tiempo, pero al final los resultados serán mucho más óptimos a largo plazo.

A grandes rasgos, se podría decir que para mantener el peso durante todo el año y poder llegar a adquirir buenos hábitos alimentarios se tendría que:

- Combinar un plan de alimentación diseñado por un dietista-nutricionista y adaptado al ritmo de vida, gustos y posibles patologías de la persona, junto con un plan de actividad física constante. Ambos planes (alimentación + ejercicio) deberán ser pactados entre el dietista-nutricionista y el paciente, siempre teniendo en cuenta que no se impondrá ninguna pauta sin que éste último le dé el visto bueno y sepa que lo podrá llevar a cabo, para facilitar la adhesión. Deberá de ser flexible y lo ideal sería que no se tuviera la sensación de “estar haciendo dieta”, sino de estar aprendiendo nuevos hábitos alimentarios que se acoplen bien a su ritmo de vida para no volver a abandonarlos.

- Si el objetivo fuera bajar de peso, el plan de alimentación deberá estar diseñado con el fin de perder entre 0,5-1 Kg por semana, no más. Además, esta pérdida de peso deberá ser controlada por el dietista-nutricionista con el objetivo de conocer si se están perdiendo líquidos, grasa o músculo, poder aclarar dudas y resolver posibles dificultades. El plan de alimentación siempre irá acompañado de sesiones de educación nutricional.

- No se prohibirán alimentos, sino que el objetivo será aprender con qué frecuencia de consumo y en qué cantidades se podrán introducir en la alimentación.

- Mantener una actitud positiva ante la vida y aprender a escuchar nuestro cuerpo también serán nuestros objetivos. Ser conscientes de los malos hábitos que se tienen ahora y reemplazarlos por otros mejores. Ser constantes en este cambio siempre pensando todo lo bueno que nos aportará (mejora del humor, de la agilidad corporal, mejora del rendimiento en el trabajo, de los niveles de colesterol y triglicéridos…). Este punto quizás es el más importante para que todos los anteriores resulten eficientes. En definitiva, lo que hay que conseguir es no fijarse en la meta, sino en el camino, en ese proceso de adquisición de buenos hábitos alimentarios guiado por el dietista-nutricionista. Los cambios en la alimentación siempre han de ser placenteros, pues comer es uno de los mayores placeres de la vida, el éxito es aprender a hacerlo de manera saludable sin poner en riesgo la salud.

Sandra González Quílez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos

 

Visto 891 veces Modificado por última vez en Jueves, 30 Abril 2015 11:25

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Buy now

You can now buy this awesome Joomla Theme directly on Themeforest for a really low price for this awesome and stunning Joomla product!

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam porta sem malesuada magna mollis euismod. Morbi leo risus, porta ac consectetur ac, vestibulum at eros. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue.

BUY NOW ON THEMEFOREST

×

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.


¿Recordar contraseña? |  ¿Recordar usuario?

×

Register now


I'm a small Introtext for the Register Module, I can be set in the Backend of the Joomla WS-Register Module.



  or   Login
×

En www.wellandco.es utilizamos cookies para garantizar la navegación por el sitio web y mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que consientes su uso. Accede a nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre las cookies utilizadas, su finalidad y la forma de gestionarlas.

  Acepto la política de cookies de este site.