¿Cómo afrontar la vuelta de vacaciones y evitar el estrés laboral?

Las vacaciones se han terminado y un año más hay que enfrentarse a la dura vuelta al trabajo, un proceso costoso para muchos que, incluso, suele llamarse “síndrome postvacacional”. En este artículo daremos algunos consejos para afrontar la vuelta de vacaciones y evitar el consiguiente estrés laboral. ¡Sigue leyendo!

Afrontar adecuadamente la vuelta de vacaciones repercute en la salud laboral

La vuelta al trabajo después de vacaciones, sobre todo si ha sido un periodo largo, suele ser un proceso bastante duro. De hecho, es bastante recurrente el pensar que la vuelta al trabajo es que “se acabó lo bueno”, que es agobiante o estresante, y que se vuelve de nuevo a una rutina de constante presión y tediosidad.

Esto, básicamente, ocurre porque en esos casos nos centramos en lo negativo de ir a trabajar, en lugar de verlo como algo positivo. Es más, está demostrado que en las sociedades en las que el trabajo se entiende como algo creativo y digno, apenas existe el síndrome postvacacional. ¿Te da eso una pista de cuál es el factor principal para afrontar la vuelta de vacaciones?

Mejora tu salud laboral centrándote en lo positivo de tu trabajo

Como hemos comentado, el pensar en tu trabajo como algo negativo es una carga mayor para ti y es la principal causa del síndrome postvacacional. Esto repercutirá en tu salud laboral, ya que hará que tengas pensamientos más pesimistas, que te enfrentes a las tareas de una manera más decaída y te agobies con mayor facilidad.

Por eso, intenta enfocar tus pensamientos de otra forma y valora el trabajo como algo positivo: qué es lo que más te gusta de él, que cosas buenas te reporta, qué te permite hacer el hecho de estar trabajando…

mindfulness-almeria

Márcate objetivos pequeños para evitar el estrés laboral

Volver al trabajo y adaptarte de nuevo a la rutina ha de ser algo gradual, por eso es importante que no quieras abarcarlo todo en el primer día ni ponerte al día en tan solo 24 horas. Has de ser consciente, por tanto, de que no todo estará actualizado, controlado o resuelto de manera inmediata.

Marcarte objetivos pequeños y graduales, que puedas ir consiguiendo poco a poco, hará que evites el estrés laboral que provoca no poder alcanzar todas las tareas a tiempo.

Si es necesario, delega tareas o habla con tus compañeros para que sepan que algunas tareas necesitan un poco más de margen o puedan ayudarte.

Incluye actividades físicas y deportivas en tu rutina diaria

Si el deporte es importante siempre, imagina cómo puede llegar a serlo en un momento de vuelta a la rutina. Practicar actividades físicas y deportivas de manera diaria o incluso 2 o 3 veces por semana te ayudará a liberar endorfinas y a desconectar del trabajo mientras realizas la actividad.

Por su parte, es igual de recomendable tener un horario de descanso adecuado, durmiendo las horas recomendadas y teniendo un sueño reparador.

No dejes de hacer planes después del trabajo

La vuelta a la rutina será dura, por supuesto, y estarás más cansado de lo normal. Pero justamente para evitar el pesimismo y el temido “síndrome postvacacional”, es recomendable que hagas planes para después del trabajo. Aún hace buen tiempo, los días siguen siendo más largos, y es una oportunidad perfecta para practicar actividades al aire libre, pasear, quedar con amigos, etcétera. Aprovecha ese rato para distraerte y recargar pilas para el día siguiente.

salud-laboral-almeria

Tener en cuenta estos pequeños consejos hará que la vuelta al trabajo sea menos dura y puedas reincorporarte más fácilmente. Evitar así el estrés laboral que supone la “vuelta a la realidad” y mejorar la salud laboral es primordial tanto para el trabajador, en primera instancia, como para la empresa.

En Wellandco contamos con programas de actividad física laboral que pueden facilitar la vuelta de vacaciones y que ayudan a ser más productivos y tener una mejor relación con el trabajo. Puedes contactar con nosotros si quieres conocer más.

¡Feliz vuelta al trabajo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *